dissabte, 15 d’agost de 2009

Apalizado por la policia un compañero durante el transcurso de una concentración antitaurina

El pasado jueves 6 de agosto se llevó a cabo una concentración antitaurina en Palma a la cual acudieron miembros de este sindicato. La concentración de repulsa contra la tortura y abusos hacia animales taurinos transcurrió con total normalidad desde su inicio por parte de los manifestantes.

A pesar de eso se observaba ya al empezar la misma el exagerado dispositivo policial que dispersó in situ la Delegación del Gobierno para este acto, El despliegue policial totalmente desproporcionado estaba formado por una dotación policial de al menos 30 agentes que custodiaban palmo a palmo el espacio físico de la concentración.

En un momento dado, durante el transcurso del acto, dos aficionados taurinos que se dirigían al interior de la plaza de toros de Palma increparon de forma física a los manifestantes, atravesando la concentración por en medio de los manifestantes de forma burlesca y provovcadora. Ante esto la respuesta lógica de los allí concentrados fue increparlos y exigir que se respetara su derecho a estar manifestándose allí.

Acto seguido de ocurrir eso, y sin avisar, la policía decidió disolver a golpe de porra a toda la gente allí congregada con una brutalidad totalmente fuera de tono a la vez que injustificada, con un balance de diez personas heridas con contusiones por todo el cuerpo, entre ellos una niña de 10 años, sin que ninguno de los agredidos opusiera ninguna resistencia.

Un compañero de CNT fue uno de los que salió peor parado siendo brutalmente apalizado una vez disuelta la concentración. El compañero, una vez empezada la carga policial se arrinconó a un lado de la calle sin participar en ningún momento en los hechos. Pero de poco le sirvió no haber participado en los altercados, pues minutos después de haber finalizado la concentración diversos policías le envisten y lo lanzan contra una pared, golpeándolo con sus porras de forma indiscriminada, mientras uno de ellos de forma vejatoria le introducía la porra entre las piernas y otros le rompían la camiseta que llevaba. Una vez finalizada la paliza empezaron las amenazas, nuestro compañero tuvo que soportar entre otras la siguiente frase por parte de la policía: “dile a tus colegas que como se atrevan a colgar en internet el vídeo que habéis grabado vamos a ir a por ellos”.

El compañero fue después identificado, teniendo que soportar además la siguiente frase: “vete de aquí ya!, sino vamos a por ti otra vez”.

Desde CNT nos solidarizamos con todas aquellas personas y colectivos que por mostrar su rechazo contra un espectáculo tan sanguinario y cruel como son las corridas de toros sufren la represión y la tortura policial, ahogándoles su derecho a la libertad de expresión. Asimismo exigimos el cese inmediato de este tipo de actitudes por parte de la Delegación del Gobierno y el respeto público hacia los derechos civiles.

CONTRA LAS CORRIDAS DE TOROS, CONTRA TODO TIPO DE REPRESIÓN POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN